Los 6 pilares de la Fe

Los  6 pilares de la Fe


Existen ciertos principios que debemos creer sin ningún tipo de duda para ser considerados musulmanes. Estos principios son denominados los Artículos de la Fe y se mencionan a continuación:

 

  1. La Creencia en Allah Subhana Wa Ta’ala.
  2. La Creencia en Sus Ángeles.
  3. La Creencia en Sus Libros.
  4. La Creencia en Sus Profetas y Mensajeros.
  5. La Creencia en el Día del Juicio.
  6. La creencia en la Predestinación, Decreto Divino (Al-Qadr).

 

1. La Creencia en Allah Subhana Wa Ta’ala:

Los musulmanes creen en un, Único e Incomparable Dios, que no tiene hijo ni socio y que Él es el Único que posee el derecho de ser adorado. Él es el Dios verdadero y cualquier otra deidad es falsa. Él tiene los más magníficos Nombres, Sublimes y Perfectos Atributos. Nadie comparte su Divinidad, ni sus atributos. En el Sagrado Qur’an Allah se describe a Sí Mismo:

 

“Di: Él es Allah, Uno. Allah, el Señor Absoluto. (A quien todos se dirigen en sus necesidades) No ha engendrado ni ha sido engendrado. Y no hay nadie que se le parezca.” Sagrado Qur’an (112:1-4).

 

Nadie tiene el derecho de ser invocado, suplicado que le sea rezado o le sea dedicado cualquier acto de adoración, sino Allah solamente. Únicamente Allah es El Todopoderoso, El Creador, El Soberano y Señor de todo lo que hay en el Universo. Él se encarga de todos los asuntos. No necesita ni depende de sus criaturas y todas sus criaturas dependen de Él. Él es El Omnioyente, El Omnividente.

 

En una forma perfecta, Su conocimiento engloba a todas las cosas evidentes y las secretas, lo público, lo privado. Él conoce lo que pasó, lo que pasará y cómo pasará. Nada ocurre en el universo si no es porque Él quiere. Lo que desea es y lo que no desea no es y nunca será. Su deseo está por sobre todas las cosas y es capaz de hacer todo lo que desea. Es El Misericordioso y El Más Benévolo.

 

En uno de los dichos del Profeta Muhammad Sallalahu Aleihi Wa Salam, nos es dicho que Allah es más misericordioso con sus criaturas de lo que una madre lo es con su hijo. Allah está exento de la injusticia y la tiranía. Es El Más Sabio en todas Sus acciones y decretos. Si alguien quiere pedirle a Allah algo debe pedírselo sólo a Él, sin pedirle a alguien más que interceda por él. No existen intermediarios entre Allah y aquellos que buscan Su ayuda.

 

Allah no es el Profeta Jesús (Aleihi Salam) y el Profeta Jesús (Aleihi Salam)  no es Allah.
El mismo Profeta Jesús (Aleihi Salam) negó eso. Allah dice en el Qur’an:

 

“Realmente han caído en incredulidad quienes dice: Allah es el Ungido, hijo de Maryam. Cuando fue el Ungido quien dijo a los hijos de Israel: ¡Adorad a Allah! Mi Señor y el vuestro. Quien asocie algo con Allah, Allah le vedará el Jardín y su refugio será el Fuego. No hay quien auxilie a los injustos." Sagrado Qur’an (5:72)

 

Allah tampoco es una Trinidad. Allah dice en el Qur’an:

 

“Y han caído en incredulidad los que dicen: Allah es el tercero de tres, cuando no hay sino un único Dios. Si no dejan de decir lo que dicen, ésos que han caído en la incredulidad tendrán un castigo doloroso. ¿Es que no van a volverse hacia Allah y Le van a pedir perdón? Allah es Perdonador y Compasivo. El Ungido, hijo de Maryam, no es más que un mensajero antes del cual ya hubo otros mensajeros. Su Madre era una mujer veraz y ambos comían alimentos. Mira cómo les hacemos claros los signos y mira cómo luego inventan.” Sagrado Qur’an (5:73-75)

 

El Islam niega que Allah descansó en el séptimo día de la Creación, que luchó con uno de Sus ángeles, que es un envidioso conspirador contra la raza humana o que se ha encarnado en algún ser humano. El Islam también rechaza la atribución de cualquier forma humana a Allah. Todas estas cosas son consideradas blasfemas. Allah es El Exaltado. Está muy lejos de cualquier imperfección. Nunca se fatiga y ni la somnolencia ni el sueño le afectan.

 

La palabra árabe Allah significa Dios (el Dios Uno y Único que creó todo el Universo). Esta palabra Allah es el nombre para Dios, utilizado por las personas que hablan árabe, tanto cristianos, como musulmanes. Esta palabra, la cual no tiene forma femenina ni plural, no puede ser utilizada para designar algo que no sea el Único Dios verdadero.

 

La palabra árabe Allah aparece en el Sagrado Qur’an cerca de 2.700 veces. En arameo, un idioma muy cercano y afín con el árabe, que era el idioma que el Profeta Jesús Aleihi Salam habitualmente hablaba, Dios es referido también como Allah.

 

2. La Creencia en SUS ÁNGELES:

Los musulmanes creen en la existencia de los Ángeles y que ellos son criaturas honorables que fueron creadas de luz. Los ángeles solo adoran a Allah, le obedecen y actúan sólo por órdenes suyas. Allah los describe en el Sagrado Qur’an de la siguiente manera:

 

“¡Creyentes! Guardaos, vosotros y vuestras familias, de un Fuego cuyo combustible lo forman hombres y piedras, y sobre el que habrá ángeles gigantescos, poderosos, que no desobedecen a Allah en lo que les ordena, sino que hacen lo que se les ordena.” Sagrado Qur’an (66:6)

Entre los ángeles están:

 

  • Gabriel, quien descendió el Sagrado Qur’an al Profeta Muhammad Sallalahu Aleihi Wa Salam, así como descendió los mensajes anteriores de Allah.

 

  • Miguel, quien está a cargo de la lluvia y las plantas.

 

  • Israfil, es el encargado de hacer sonar la trompeta que dará inicio a la resurrección y al día del Juicio Final.

 

  • El Ángel de la muerte, quien está encargado de tomar e alma delos agonizantes.

 

  • El Ángel de las Montañas.

 

  • Los Ángeles encargados de proteger los fetos en el útero materno.

 

  • Los Ángeles encargados de proteger a los seres humanos.

 

  • Los Ángeles encargados de anotar las acciones del día y la noche de cada ser humano.

 

“Cuando los dos encargados de recoger recojan, sentados el uno a la derecha y el otro a la izquierda, no pronunciará ninguna palabra que no tenga siempre a su lado a un observador preparado.” Sagrado Qur’an (50:17-18)

 

  • Hay Ángeles encargados de interrogar al difunto luego de ser enterrado sobre quien es Su Señor, quién es Su Profeta y cuál es su religión:

 

“Allah afianza a los creyentes con la palara firme en esta vida y en la otra (que no hay nada ni nadie con derecho a ser adorado salvo Allah)” Sagrado Qur’an (14:27)

 

  • Los Ángeles que cargan el trono de Allah.

 

  • Los Guardianes del Paraíso y del Infierno.

 

  • Los Ángeles encargados de complacer a los moradores del Paraíso:

 

“… los Jardines del Edén, en que entrarán, junto con aquéllos de sus padres, esposas y descendientes que fueron buenos. Los ángeles entrarán en donde ellos estén, por todas partes: ¡Paz sobre vosotros, por haber tenido paciencia! ¡Qué agradable será la Morada Postrera!” Sagrado Qur’an (13:23-24).

 

3. La Creencia en SUS LIBROS:

Los musulmanes deben creer en las escrituras originales reveladas por Allah a Sus Mensajeros. Esos libros contienen la Palabra de Allah. Éstos se encontraban indudablemente puros y en su forma original al momento de su revelación y cada vez que un nuevo libro o Escritura era revelado, éste abrogaba al que le precedía.

 

El musulmán debe creer en todas las escrituras mencionadas por Allah en el Qur’an.

Allah El Que Da, las reveló y las mismas son, en sus formas originales, la palabra de Allah.

Las escrituras que Allah menciona en el Sagrado Qur’an son las siguientes:

 

  1. Los Rollos originales revelados al Profeta Abraham Aleihi Salam.
  2. La Torah original revelada al Profeta Moisés Aleihi Salam, el cuál es el libro más importante revelado al pueblo de Israel.

“Hemos revelado la Torah, que contiene Dirección y Luz. Los Profetas que se habían sometido administraban justicia a los judíos según ella, como hacían los maestros y doctores, según lo que de la Escritura de Allah se les había confiado y de lo cual eran testigos. ¡No tengáis, pues, miedo a los hombres, sino a Mí! ¡Y no malvendáis Mis signos! Quienes no decidan según lo que Allah ha revelado, ésos son los infieles.” Sagrado Qur’an (5:44)

 

  1. Los Salmos originales revelados al Profeta David Aleihi Salam.
  2. El Evangelio revelado al Profeta Jesús Aleihi Salam hijo de Maryam Radiallahu Anha en conformación y culminación de la Torah:

“Hicimos que les sucediera Jesús, hijo de Maryam, en confirmación de lo que ya había de la Torah. Le dimos el Evangelio, que contiene Dirección y Luz, en confirmación de lo que ya había de la Torah y como Dirección y Exhortación para los temerosos de Allah.” Sagrado Qur’an (5:46)

 

  1. El Sagrado Qur’an, el cual fue revelado por Allah, El Altísimo, al sello de los Profetas Muhammad (Sallalahu Aleihi Wa Salam).

 

“….fue revelado el Qur’an como guía para la humanidad y evidencia de la guía y el criterio.” Sagrado Qur’an (2:185)

 

“Te hemos revelado el Libro (El Qur’an) con la Verdad, que corrobora y mantiene vigente lo que ya había en los Libros revelados…” Sagrado Qur’an (5:48)

 

Los musulmanes no consideran que las escrituras reveladas antes del Sagrado Qur’an, que siguen en circulación en distintas versiones y ediciones sean una representación precisa de su forma revelada originalmente. Según el Sagrado Qur’an, la gente ha ido distorsionando esas escrituras según sus propios intereses mundanos. Dichas distorsiones se dan de muchas maneras, como ser agregados u omisiones del texto o cambios en el significado o el idioma. Tales distorsiones fueron adoptadas con el pasar del tiempo y lo que queda es una mezcla del texto divino original y una interpretación y contaminación humana del mismo.

 

Si bien los musulmanes creen en todos los libros revelados que se mencionan aquí, el medio definitivo a través del cual juzgan los distintos asuntos y buscan orientación es el Qur’an y las auténticas tradiciones del Profeta Muhammad Sallalahu Aleihi Wa Salam.

 

4. La Creencia en SUS profetas y mensajeros:

Los Profetas y Mensajero fueron personas que recibieron revelación de Allah y la transmitieron a la gente. Fueron enviados a la humanidad para regresar a las personas al monoteísmo, para ser ejemplos vivientes de cómo rendirnos antes Allah, para guiar a las personas por el camino de la salvación.

 

Ninguno de los Profetas y Mensajeros comparte la divinidad de Allah. Eran simples seres humanos, está prohibido que algún musulmán adore a los Profetas o Mensajeros o que los utilice como intermediarios para acercarse a Allah.

 

El Musulmán nunca debe invocarlos, suplicarles, ni buscar la piedad y el perdón de Allah a través de ellos. Por lo tanto el término “Mahometanismo” es un insulto y no debe nunca aplicarse a los musulmanes. Todos los Profetas y Mensajeros enseñaron que dichos actos son politeístas y que cualquiera que los cometa estará fuera de la órbita del Islam.

 

A lo largo de los tiempos, Allah, El Bienhechor, ha enviado Profetas a todo el mundo. El musulmán debe creer en todos los Profetas y Mensajeros enviados por Allah. Allah ha mencionado algunos de ellos en el Sagrado Qur’an, algunos son  Adán (Adam), Noé (Nuh), Abraham (Ibrahim), Ismael (Ismaîl), Isaac (Ishâq), Jacob (Ya’qûb), José (Yûsuf), Moisés (Mûsâ), David (Dâwûd), Salomón (Sulaymân), Jesús (Isâ) y Muhammad (La paz y las bendiciones sean con todos ellos).

 

Todos los Profetas y Mensajeros de Allah trajeron las enseñanzas del Islam. A lo largo de la historia, los pueblos monoteístas que se sometieron a la voluntad de Allah y siguieron la revelación de Allah a sus Profetas y Mensajeros de su tiempo son considerados musulmanes.

 

El derecho a la herencia del Profeta Abraham Aleihi Salam y el sometimiento a Allah, no sólo por sucesión. Cuando el Profeta Moisés Aleihi Salam, proclamó ser Profeta, todos los que le siguieron en su monoteísmo eran musulmanes. De igual manera cuando el Profeta Jesús Aleihi Salam declaró ser Profeta con señales y milagros claros, se hizo obligatorio que todos lo aceptaran incondicionalmente si querían ser considerados musulmanes.

 

Todos los que rechazaron al Profeta Jesús Aleihi Salam pasaron a descreer del Islam. Rechazar o desaprobar a alguno de los Mensajeros de Allah descalifica a la persona como un musulmán. Los musulmanes deben amar y respetar a todos los Profetas y Mensajeros de Allah que convocan a la humanidad a adorar al Creador sin asignarle ningún compañero. Todos los Profetas y Mensajeros se rendían completamente ante Allah y eso es el Islam. 

Los Profetas desde Adán hasta Muhammad (La paz sea con ellos) eran hermanos en la fe. Todos guiaban a la gente hacia la misma verdad. Los distintos Mensajeros traían distintas leyes enviadas por Allah para guiar y regir a la gente, pero la esencia de sus enseñanzas era la misma. Todos instaban a que la gente se alejara de la adoración de seres creados y que adoraran  solo al Creador, El Supremo.

En el Islam el Profeta Muhammad Sallalahu Aleihi Wa Salam, tiene la distinción de ser el Mensajero final de Allah y el último de los Profetas. La razón de esto es primeramente porque Allah completó Sus revelaciones a la humanidad y las preservó perfectamente por siempre en el Qur’an y segundo, Su último Profeta y Mensajero llevó una vida ejemplar durante los 23 años que fue Profeta, estableciendo pautas claras para todas las generaciones venideras.

Esto significa que la ley divina que fue revelada y que tomó forma en las enseñanzas del Profeta Muhammad Sallalahu Aleihi Wa Salam es para toda la humanidad hasta el Día de la Resurrección. Para ser creyente, es obligatorio creer en Muhammad Sallalahu Aleihi Wa Salam y en las leyes que han sido reveladas a través de él, como también en todos los Profetas y Mensajeros de Allah que pasaron antes que Él.

 

          Muhammad y los Profetas y Mensajeros que lo antecedieron (La paz sea con ellos) también tenían que creer, obedecer y rendirse ante Allah Todopoderoso. Si bien los musulmanes creen en todos los Profetas y Mensajeros de Allah, siguen y emulan las enseñanzas y el ejemplo del último Mensajero Muhammad Sallalahu Aleihi Wa Salam. Allah, El Más Glorioso, dice lo siguiente:

 

Nosotros no te hemos enviado sino como misericordia para todo el mundo.” Sagrado Qur’an (21:107)

 

5. La Creencia en EL DÍA DEL JUICIO:

Los musulmanes deben creer, sin lugar a dudas en el Día del Juicio Final y la resurrección física, cuando el cuerpo será recreado y el alma se reunirá con el cuerpo gracias al poder ilimitado de Allah. De la misma manera que Allah, El Iniciador de la Humanidad nos creó de la primera vez, también será El Resucitador que nos traerá de la muerte para enfrentar un juicio perfecto ante Él. Después del Día del Juicio, la muerte no será tal y nuestra existencia será eterna.

 

           El Día del Juicio es cuando todos y cada uno deberán parase frente al Creador y ser cuestionados por sus acciones. En ese día tan importante, todos veremos en detalle los resultados de todo el mal o bien que hayamos hecho, por más pequeño que haya sido, en nuestras vidas. En ese día la mentira y el engaño no serán posibles, la recompensa final es el Paraíso y el castigo es el Infierno.

 

          Allah, El Que Reconoce y Recompensa con el Bien describe el Paraíso (El Jardín de los Cielos) como un lugar maravilloso de placer, lleno de espectaculares jardines eternos y ríos que corren por debajo de los árboles. En el Paraíso no hay frío ni calor, enfermedades ni fatiga, tampoco existe el mal. Allah El Que Da Seguridad, eliminará las enfermedades de los corazones y los cuerpos de sus habitantes y se cumplirán todos los deseos de quienes allí vivan.

 

          Al entrar al Paraíso será dicho: “Has heredado este Paraíso como resultado de la Misericordia de Allah y de tus buenas acciones”. Ser musulmán en si no garantiza alcanzar el Paraíso a menos que uno muera en estado de sumisión al Islam y a Allah, El Único.

 

          Allah, El Calculador, describe al Infierno como un lugar eternamente horrible, que va más allá de toda imaginación, cuyas llamas son alimentadas con hombres y piedras. Cuando los ángeles más severos envían gente al Infierno, dirán lo siguiente:

“Esto es lo que desmentías.” Sagrado Qur’an (83:17)

Creemos que Allah es El Más Compasivo y Misericordioso, sin embargo es severo en Su castigo a quienes lo merecen. La justicia infinita de Allah es absoluta y perfecta. El Día del Juicio, se revelarán todas las acciones y todos serán tratados con justicia. No entraremos al Paraíso sólo por nuestras acciones sino por la Misericordia de Allah.

 

6. La Creencia en la predestinación, decreto divino (al-qadr):

Los musulmanes creen en el Al-Qadr que es la Divina Predestinación, pero esta creencia en la Divina Predestinación no significa que el ser humano no tiene libre albedrío. Al contrario los musulmanes creen que Allah ha dado a los seres humanos el libre albedrío. Esto significa que ellos pueden escoger entre el bien y el mal y que ellos son responsables de sus decisiones.

 

La creencia en la Divina Predestinación incluye la creencia en cuatro conceptos:

 

  1. Allah sabe todas las cosas. Conoce lo que ha pasado y lo que va a pasar y de qué manera, es parte del conocimiento divino y eterno.
  2. Allah ha registrado todo lo que ha pasado y todo lo que pasará hasta el Día del Juicio en la Tabla Protegida (Al-Lauh Al-Mahfudh).Cualquier cosa que Allah quiera que pase sucede, y cualquier cosa que Allah no quiera que suceda no pasa.
  3. Allah deseó todo cuanto hay en los cielos y en la tierra. Nada puede existir sin su deseo.
  4.  Allah es el creador de todo. Allah es el creador de todas las cosas. 

Estas cuatro etapas comprenden la obra de Allah, El Altísimo, toda acción que llevan a cabo las personas es conocida desde la eternidad por Allah, quien ordenó que fuera escrita, siendo creada y deseada por Él.

 

Fuente:

“Islam Is”, Laura Setó Boada, Copyright. Pete Seda.

“LA CREENCIA DE LOS SEGUIDORES DE LA TRADICIÓN PROFÉTICA”, Sheij Muhammad Ibn Salih Al’Uzaimin, Editorial: Islamic Propagation Office in Rabwah.

“El Islam es…” Pete Seda, Editorial: Islamic Propagation Office in Rabwah.

“Introducción al Islam”, Editorial: Darussalam.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar